Too good to go. Ahorra alimentos, ayuda al planeta

  • Enviado por: rebecca

Este lema es lo primero que se ve al visitar la web de Too Good To Go y, tras hablar con su cofundadora y Directora de Expansión Global, parece muy cierto.

Todos somos conscientes de que los esfuerzos en sostenibilidad son ahora un componente esencial en la gestión de los CEOs modernos, pero para Lucie Basch, que también es una de las Forbes 30 Under 30, eliminar el desperdicio de alimentos es más que una responsabilidad corporativa, es su pasión y su objetivo final.

Kaizen Institute exploró recientemente los procesos que convierten a Too Good To Go en una de las empresas más interesantes del mundo.

SOBRE TOO GOOD TO GO

• 31M usuarios

• 67000 socios (cafés, supermercados y otros)

• 60M comidas ahorradas

Too Good To Go está construyendo un movimiento contra el desperdicio de alimentos. La compañía no sólo trabaja con empresas, sino también gestión pública y, pronto, en escuelas para educar al mundo a pensar de manera diferente sobre el desperdicio de alimentos.

«Un tercio de los alimentos son desperdiciados, y esto es una locura. Tenemos que cambiar urgentemente», dice Lucie Basch. La mitad de toda la tierra habitable se utiliza para la producción de alimentos.

Es una locura pensar que el 30% de la tierra se utiliza para producir desperdicios.

• El 44% de los residuos mundiales son alimentos

• 51 toneladas de alimentos desperdiciados a cada segundo

• El 25% de comidas no se consumen

DIVERSIDAD DE PRODUCTOS

Además de su App de desperdicio de alimentos, la misión de Too Good To Go está evolucionando para incluir una oferta más diversa, con un programa de fecha de caducidad. «Es necesaria la transparencia en el etiquetado por parte de los minoristas, los productores y los gobiernos, ya que una desviación en los estándares con respecto a los verdaderos estándares de salud y seguridad del producto y conduce al desperdicio de alimentos.»

Para ello, Too Good To Go está desarrollando varias iniciativas, como las relaciones de envasado con empresas, gobiernos, asociaciones ecológicas y productores. En Francia, por ejemplo, han puesto en marcha un Pacto sobre las Fechas de Caducidad, firmado por 53 empresas alimentarias como Carrefour, Nestlé y el Ministerio de Agricultura y Alimentación francés.

«Llevamos más de dos años trabajando en las fechas de caducidad, que son responsables del 10% del desperdicio de alimentos en Europa. Nuestro libro blanco sobre las fechas de caducidad nos dio la oportunidad de recopilar todos los datos y accionar la alarma.»

Too Good To Go reunió entonces a los actores de la cadena alimentaria y a la sociedad civil para trabajar en soluciones concretas para reducir el desperdicio de alimentos causado por las fechas de caducidad. A través de 10 compromisos, construimos junto a muchos actores clave de la cadena alimentaria un plan de acción ambicioso y medible. El Pacto sobre fechas de caducidad es la oportunidad para que organizaciones que habitualmente compiten colaboren e intercambien para hacerlo mejor, juntas. Los consumidores piden hoy en día acciones concretas sobre este tema esencial y la ecología debe ser la lucha de todos.

«Para algunos, la sostenibilidad es una casilla a cumplimentar, pero nosotros hemos establecido relaciones sólidas con asociados que realmente se preocupan por el medio ambiente. De hecho, la pandemia ha sido una oportunidad para trabajar con más minoristas y mayoristas, dada la cantidad de desperdicios que se producen en los hogares, donde la gente pasa más tiempo.»

El Banco Mundial calcula que en 2050 generaremos 3.400 billones de toneladas de residuos anuales, frente a los 2.010 billones actuales. El equipo de Too Good To Go considera que su solución es evidente para las empresas.

La investigación de Kaizen Institute demuestra que, incluso durante la pandemia, posiblemente el momento de mayor incertidumbre conocido por las generaciones vivas, en el que la supervivencia de las empresas y las economías mundiales siguen estando amenazadas, muchas organizaciones siguen manteniendo las promesas de una economía verde. Además de la responsabilidad corporativa, las empresas tienen la oportunidad de evitar cualquier riesgo para su reputación y aprovechar los valores de los clientes para crecer. El nuevo coronavirus ha transmitido un cambio en el sentimiento de los consumidores, con los millennials del Reino Unido, por ejemplo, mostrando el mayor aumento neto, con +23. Gran parte de ello se debe al aumento de las tendencias de compra local y ética, con un 24% de compras en PYMES.

«Los resultados recientes han sido sorprendentes, ya que continuamos en esta curva exponencial de influencia en la que estamos ayudando a reducir los desperdicios. No medimos nuestro éxito en función de las finanzas o incluso de los clientes, sino de los alimentos ahorrados y de la reducción de los residuos de alimentos.»

LA PERSONALIZACIÓN ES LA CLAVE

«Nuestro enfoque con los clientes es completamente personalizable en función de sus servicios y sus necesidades. En las cafeterías observamos los desperdicios a una escala mucho menor a la de un productor global de alimentos donde el rendimiento es incomparable».

Las tiendas asociadas han integrado Too Good To Go de varias maneras. Dados los diferentes verticales en las cuentas de comestibles como productos agrícolas, lácteos, pan y alimentos preparados, nuestro concepto de bolsa sorpresa ofrece una oportunidad única para que estas categorías dispares encuentren un hogar para nuestros felices usuarios. Los gestores de ubicaciones trabajan con el personal encargado de estas categorías para limpiar las estanterías, poner los productos en las bolsas y ofrecer un valor superior a los clientes. Las cuentas de supermercados y tiendas de alimentos también ven un enorme valor en la exposición que ofrece nuestra App, así como una forma de llegar a nuestra base de usuarios con conciencia ecológica.

PROCESO DE TRANSFORMACIÓN

La intervención para reducir los desperdicios también se está realizando en las líneas de producción, mediante la creación de equipos internos especializados. El departamento de comunicación B2B trabaja con sus socios para proporcionarles contenido educativo e inspirador, ya sea relacionado con la App o con el desperdicio de alimentos en general. Esto incluye posters, volantes, publicaciones en las redes sociales, recetas, webinars, etc.. «La idea es personalizar y crear contenidos de marca compartida que se ajusten a sus principales mensajes y a su estrategia de RSC para que publiquen los recursos proporcionados en las tiendas y en sus canales de las redes sociales para ser orgullosos embajadores de la lucha contra el desperdicio de alimentos.»

Este proceso no evita las dificultades que presentan la resistencia al cambio y la gestión de la transformación. Para superar estos desafíos, se apuesta por un enfoque cara a cara, con la involucración de todos los trabajadores. El valor de las soluciones implementadas se hace evidente y se incorpora a las prácticas diarias de los equipos.

Únete a Lucie Basch en el Accelerating Retail Event, accede al evento aquí.