Metaverso. Expectativa vs. Realidad

  • Enviado por: rebecca
Virtual Reality 7490723 960 720 960x630

¿Qué es el metaverso?

A finales de 2021, Facebook desaparecía para siempre, dando paso a la nueva denominación de la compañía, Meta. Una declaración de intenciones por parte de la compañía, que según palabras de su fundador Mark Zuckerberg aspiraba a llegar más allá de las redes sociales.

Zuckerberg popularizó el término metaverso, definiéndolo como “un conjunto de espacios virtuales donde podrás crear y explorar con otras personas que no se encuentran en el mismo espacio físico que tú”.

Pero no solo Facebook o Meta abandera esta iniciativa, grandes tecnológicas como Microsoft (Microsoft Mesh), AppleGoogleNiantic Roblox también están en la carrera.

Sin embargo, el término metaverso tiene su origen en 1992, en la novela Snow Cash, de Neal Stephenson que narraba una realidad en la que internet evolucionaba hacia este universo digital.

Hoy, el metaverso se entiende como un entorno digital tridimensional, con base en distintas tecnologías, entre ellas el blockchain, en el que los usuarios interactúan con sus avatares, mediante realidad virtual y realidad aumentada, generando una experiencia inmersiva.

Pero este concepto no es nuevo, son muchas las voces que opinan que se trata de una nueva versión de videojuegos inmersivos, Second Life o los Sims.

Características del metaverso

1. Espacios interactivos, sin distancia física y en tiempo real

El metaverso funciona como un mundo paralelo, una serie de mundos virtuales interconectados, lo que permite a los usuarios interactuar en tiempo real, como si se tratase de la misma realidad y ser partícipes de lo que suceda en el entorno virtual.

Sin embargo, sí permite romper la barrera de la distancia física, permitiendo a personas ubicadas en continentes diferentes compartir un mismo evento, en un mismo entorno virtual.

2. Entornos corpóreos

En estos espacios virtuales existe escasez de recursos igual que ocurre en el mundo tangible tal y como lo conocemos.

3. Persistente y autónomo

El metaverso continúa “en movimiento” aunque el usuario no esté conectado, lo que le otorga la característica de estar vivo e independiente de la conexión de los usuarios.

4. Descentralizado

El funcionamiento del metaverso es muy similar al de la tecnología blockchain, desde la perspectiva en que la propiedad no pertenece a una compañía, sino a todos los usuarios. Esto permite garantizar que todas las transacciones dentro de un mundo virtual sean públicas, fáciles de rastrear y seguras.

5. Accesible y sin límites

Cualquier persona con un móvil, portátil y unas gafas de realidad aumentada puede acceder al metaverso. No existe un límite de personas usuarias, de la misma forma que tampoco límite de actividades, empresas, etc.

6. Economías virtuales

Con las criptomonedas como “moneda” de cambio, el metaverso ha creado su propia economía en la que es posible la compra- venta de activos digitales (avatares, ropa, NFT, entradas para eventos virtuales, etc).

Ejemplos de Metaversos

Actualmente las principales plataformas son: Decentraland, The Sandbox, Somnium Space, Roblox, Cryptovoxels, Horizon Worlds.

¿Qué podrías hacer en un metaverso?

Los más optimistas definen el metaverso como la nueva forma de interactuar en Internet, un universo digital desde el que, a priori se podría hacer cualquier cosa que actualmente hacemos en la vida real, desde ocio (participar de conciertos, jugar a videojuegos, practicar deporte, etc) al ámbito laboral y formativo. Pero además se creará una economía digital, ya que será posible comprar, crear empresas o manejar divisas (criptomonedas).

Hoy son algunas marcas conocidas las que han potenciado su presencia digital, como un arma de creación de imagen de marca. Es una realidad poder comprarse un bolso de Gucci en el metaverso o viajar al otro lado del planeta. Snoop Dog o Paris Hilton son algunos de sus embajadores más conocidos, el primero rodando un videoclip en este entorno virtual y la segunda invirtiendo en una parcela, desde la que celebra sus propios eventos.

El metaverso supone un escaparate con millones de usuarios, con lo que invertir aproximadamente ethereums en una parcela, no parece del todo descabellado.

Pero además, el potencial del metaverso parece tener también recorrido y futuro en la industria productiva, considerando que, en la medida en que la tecnología avance, el Metaverso se convertirá en una experiencia cada vez más inmersiva y accesible.

El Metaverso podría impactar la industria productiva es a través de la creación de nuevos mercados y oportunidades de negocio. Al permitir la interacción entre usuarios de todo el mundo, el Metaverso podría impulsar la venta de productos y servicios digitales, como bienes virtuales o experiencias de realidad aumentada. Además, el Metaverso podría permitir la creación de nuevas formas de colaboración y trabajo en equipo en entornos virtuales, lo que podría mejorar la eficiencia y la productividad de los equipos.

Además, la evolución del Metaverso podría influir en la industria productiva en la forma en que se diseñan y producen los productos. Al permitir la creación de entornos virtuales altamente detallados, el Metaverso podría facilitar la visualización y prueba de prototipos virtuales de productos antes de ser construidos físicamente. Esto podría reducir los costes y el tiempo necesarios para diseñar y producir productos, lo que a su vez podría aumentar la eficiencia y reducir el desperdicio.

Con gran potencial de transformar muchos aspectos de la industria, inevitablemente tendrá una gran influencia en la práctica del Lean y Kaizen en el futuro:

  • Lean y Kaizen en la industria del Metaverso: Las metodologías Lean y Kaizen, que se centran en la mejora continua de los procesos y la eliminación de desperdicios, pueden ser útiles para las empresas que operan en el Metaverso. A medida que las empresas desarrollan sus operaciones y mejoran sus procesos en el Metaverso, es probable que se centren en la eficiencia y la eliminación de desperdicios para mejorar la experiencia del usuario y reducir los costes.
  • Diseño y construcción de mundos virtuales: El diseño y la construcción de mundos virtuales en el Metaverso requerirá procesos Lean y Kaizen efectivos para garantizar la eficiencia en el proceso de producción. La mejora continua será esencial para la creación de mundos virtuales más eficientes y atractivos para los usuarios.
  • Entrega de productos y servicios: La entrega de productos y servicios en el Metaverso también requerirá una mentalidad Lean y Kaizen para garantizar que los procesos sean eficientes y la experiencia del usuario sea satisfactoria. Las empresas deberán enfocarse en reducir el tiempo de entrega, eliminar desperdicio y mejorar continuamente la calidad de sus productos y servicios.
  • Colaboración y mejora continua: El Metaverso también podría fomentar la colaboración y la mejora continua a través de la creación de comunidades virtuales. Los usuarios del Metaverso podrían trabajar juntos para mejorar la experiencia en el Metaverso, compartir ideas y desarrollar nuevas tecnologías y productos.

En resumen, el Metaverso tiene el potencial de impactar significativamente la industria productiva, tanto en términos de la creación de nuevos mercados y oportunidades de negocio, como en la forma en que se diseñan y producen los productos. A medida que la tecnología continúa avanzando, será interesante ver cómo se desarrolla y cómo se integra en la economía global.

 

¿Qué esperar del metaverso para el futuro?

Lo que hoy se está utilizando sobretodo en el sector de los videojuegos y en alguna medida como red social, y si cabe ocio, se proyecta hacia el futuro como algo mucho más amplio.

La realidad del metaverso es que está en construcción y todavía queda mucho trabajo por delante, tanto desde la perspectiva de software como en la mejora del hardware. Según sus propios creadores, la aspiración es llegar a poder actuar en base a gestos o incluso pensamientos, sin embargo todavía queda mucho desarrollo por delante en lo que respecta a gráficos, aplicaciones, gadgets, etc. El objetivo es que este futuro mundo digital sea lo más parecido al real.

Harán falta años y grandes inversiones para alcanzar ese “sueño digital”, pero solo el tiempo dirá si se cumplen las expectativas que se han creado en torno al mismo.